Notícia

Diario San Rafael (Argentina)

Un nuevo material a base de arcilla permite la liberación controlada de medicamentos

Publicado em 11 novembro 2018

Los minerales de la arcilla, que ya se utilizan en la agricultura y en la fabricación de cosméticos, también pueden aplicarse en medicamentos tales como antiinflamatorios y quimioterapéuticos para mejorar sus efectos. Científicos brasileños del Instituto de Química de la Universidade Estadual Paulista (Unesp), en su campus de la localidad de Araraquara, y de la Universidade de Franca (Unifran) desarrollaron un nuevo material a base de arcilla y de un polímero. Esta estructura permite transportar y liberar fármacos en forma lenta y gradual. De este modo se puede controlar la absorción de medicamentos en el organismo y evitar las oscilaciones de la concentración en el torrente sanguíneo.

Este nuevo material se desarrolló en el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología (INCT) de Tecnologías Ecoeficientes Avanzadas en Productos Cementicios, uno de los INCTs financiados por la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo – FAPESP en asociación con el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) de Brasil en el estado de São Paulo. El proceso referente a la obtención de la estructura aparece descrito en un artículo publicado, en la revista Applied Materials & Interfaces, de la American Chemical Society.

“Combinamos una arcilla comercial llamada montmorillonita sódica con un gel polimérico a escala nanométrica [la milmillonésima parte del metro]. Así fue como logramos obtener un material que permite liberar una medicación paulatinamente, en las dosis y tasas más adecuadas, manteniendo la concentración ideal en el torrente sanguíneo”, declaró Eduardo Molina, docente de la Unifran y uno de los autores de la investigación.

Los investigadores incorporaron la montmorillonita sódica a una matriz flexible y transparente, compuesta por polióxido de etileno (PEO). Este material, con características de hidrogel en forma de una red rígida tridimensional, es capaz de absorber grandes volúmenes de agua en sus intersticios sin disolverse. Por eso se lo considera un excelente material para la liberación controlada de fármacos.