Notícia

NCYT Amazings (Espanha)

Un método de entrenamiento cognitivo puede mejorar el rendimiento de los atletas

Publicado em 15 novembro 2019

La capacidad de los atletas para tomar las mejores decisiones en un corto lapso de tiempo constituye un factor crucial en la actualidad a la hora de afrontar una competencia, a juicio de Caio Margarido Moreira, doctor en comportamiento y cognición de la Universidad de Gotinga, en Alemania.

Con el objetivo de ayudar a los deportistas a tomar decisiones más acertadas y con mayor rapidez, el investigador se asoció a otro neurocientífico y a un psicólogo a los efectos de desarrollar métodos computacionales interactivos que permiten evaluar y entrenar el rendimiento cognitivo. Este trabajo contó con el apoyo de la FAPESP - Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo en el marco del Programa de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE).

Los sistemas desarrollados en la startup fundada por los investigadores –Sensorial Sports, incubada en Supera, el Parque de Innovación y Tecnología de Ribeirão Preto (en el estado de São Paulo, Brasil)– ya se han aplicados con atletas de clubes de fútbol como Palmeiras, el actual campeón brasileño.

“Aplicamos la neurociencia y la tecnología para desarrollar y mejorar el rendimiento cognitivo de los atletas. Partimos del supuesto de que los deportistas cuya capacidad cognitiva es monitoreada y entrenada se vuelven más precisos y más veloces, y se equivocan menos”, declaró Moreir. De acuerdo con el investigador, mientras que una persona común toma entre 2 mil y 3 mil decisiones durante un día entero en promedio, un jugador de fútbol, por ejemplo, debe tomar alrededor de 6 mil durante los 90 minutos de un partido. De esta forma, la falta de concentración y decisiones erróneas pueden limitar el rendimiento en una competición, sostuvo. “El rendimiento físico de los atletas se está equiparando cada vez más. Son los miles de decisiones que toman en un campo deportivo lo que definen si saldrán victoriosos o no”, afirmó Moreira.

Con el sistema computacional que se desarrolló en la empresa, que integra el Centro de Innovación Global en Deportes de Microsoft, se evalúa el tiempo de reacción, el uso de la visión periférica, el nivel de atención, el control de la impulsividad y la agilidad en la toma de decisiones como respuesta ante distintos estímulos visuales. Permite monitorear a entre uno y 12 deportistas simultáneamente. La serie de estímulos puede visualizarse en una pantalla de computadora, de un televisor o en un proyector, y también mediante gafas de realidad virtual.

Corredores en un evento deportivo. (Foto: DICYT)

El rendimiento del deportista es comparado con el de atletas profesionales y amateurs, de diversas modalidades deportivas y en distintas fases de desarrollo, que ya han realizado pruebas y cuyas evaluaciones integran el banco de datos de la empresa. Con base en el perfil cognitivo del evaluado, se determinan las principales potencialidades y se estipula una meta de mejora.

Mediante un sistema de realidad virtual, también desarrollado en la empresa y denominado NeuroSports Arena, es posible entrenar habilidades tales como la concentración, la velocidad de reacción, la toma de decisiones y la percepción de movimiento, de manera tal que el atleta alcance la meta estipulada.

“Estamos desarrollando otro tipo de entrenamiento, en el cual un técnico puede montar una serie de estímulos a través de un teléfono celular, asociar cada estímulo a una acción anhelada y entrenar capacidades cognitivas, físicas y técnicas de manera integrada durante el precalentamiento o el entrenamiento”, dijo Moreira. “También estamos desarrollando un entrenamiento cognitivo en el cual se le plantea al atleta una batería de tareas que ejercitan y activan el cerebro para afrontar una competencia en una pantalla táctil”, afirmó.

Estos sistemas se aplicaron en un grupo de jugadores de fútbol sub 17 de Palmeiras y sub 15 y sub 19 de vóleibol femenino de Grêmio Recreativo Barueri. Los resultados de los análisis indicaron que, al cabo de cinco semanas de entrenamiento, los jugadores de fútbol mostraron un aumento del 14% en el nivel de atención y del 20% en la cantidad de acciones ofensivas en comparación con otros grupos que no utilizaron el sistema. En tanto, las jugadoras de vóleibol registraron un aumento de 10% en el nivel de atención y del 13% en el tiempo de reacción, también en comparación con atletas de la misma edad que no se sometieron al entrenamiento cognitivo. “Constatamos que cuanto más mejoraron las atletas de vóleibol en la revaluación del entrenamiento cognitivo, mejor fue su rendimiento en la cancha”, dijo Moreira.

La empresa ya ha realizado más de 900 evaluaciones de atletas de 22 modalidades deportivas. Ahora, los investigadores están analizando a los mejores atletas de Brasil en modalidades como el tenis. “La posibilidad de poder evaluar el desempeño cognitivo de atletas de alto rendimiento antes y después de una competencia nos permitirá crear nuevas soluciones tecnológicas”, dijo Moreira. La meta de los investigadores consiste en ofrecer este sistema en otros mercados, tal como el de fitness, además de hacer lo propio en sectores tales como el industrial, el de inversiones y el de salud, en los cuales la toma de decisiones también constituye un factor crítico. (Fuente: AGENCIA FAPESP/DICYT)