Notícia

Programa InfoSalud (Argentina)

Un medicamento para la hipertensión pulmonar puede convertirse en una opción contra el cáncer

Publicado em 17 dezembro 2020

Por André Julião, da Agência FAPESP

Un medicamento utilizado en el tratamiento de la hipertensión pulmonar redujo significativamente la capacidad de células tumorales de migrar e invadir otros tejidos en pruebas realizadas con linajes de tumores de páncreas, ovario, mama y leucemia. Asimismo, en ratones con una forma agresiva de cáncer de mama, el fármaco disminuyó un 47% la incidencia de metástasis en el hígado y en los pulmones, como así también extendió la sobrevida de los animales con relación a otros no tratados.

Este estudio salió publicado en la revista Scientific Reports.

“El medicamento ambrisentan es un inhibidor del receptor de la endotelina A, que cumple un papel en la constricción de los vasos sanguíneos. Por eso se lo emplea para tratar la hipertensión pulmonar [normalmente causada por enfermedades autoinmunes como el lupus y la esclerosis sistémica]. En el laboratorio, observamos que este fármaco posee un efecto sobre las células de los tumores, pues evita la migración de las mismas hacia otros tejidos, aparte de otros efectos que aún estamos investigando”, explica Otávio Cabral Marques, investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de São Paulo (ICB-USP), en Brasil, y coordinador del estudio, financiado por la FAPESP.

Cabral Marques llevó adelante este trabajo durante su posdoctorado en la Universidad de Friburgo, en Alemania, en colaboración con investigadores de aquel país y de los Emiratos Árabes Unidos. Actualmente, el investigador coordina un proyecto apoyado por la FAPESP en la modalidad Jóvenes Investigadores.

Al receptor de endotelina tipo A se lo conoce por su expresión en el endotelio, la capa que reviste la pared interna de los vasos sanguíneos, y en células del sistema inmunológico. Otros estudios ya han demostrado también que está implicado en el crecimiento y en la metástasis de diversos tumores.

“Parece que el efecto del fármaco no se ciñe únicamente a la migración de las células tumorales, sino que se extiende también a la neoangiogénesis, es decir, a la formación de nuevos vasos sanguíneos necesarios para alimentar al tumor. Ahora estamos realizando experimentos para comprobarlo. De confirmarse esto, esta droga poseería un efecto sistémico, no solamente al inhibir la migración de los tumores hacia otros tejidos, sino también bloqueando la generación de nuevos vasos que los hacen crecer”, comenta el investigador.

El beneficio del medicamento en el tratamiento de cáncer aún no ha sido comprobado. Su uso sin orientación médica puede ocasionar riesgos para la salud, especialmente entre gestantes.

Los experimentos

Mediante el empleo de una técnica aplicada para medir la migración celular, los investigadores observaron que el medicamento redujo ostensiblemente este fenómeno tanto en las células tumorales a las que se les aplicaron estímulos como en la migración espontánea. Se probaron linajes de tumores de ovarios, páncreas, mamas y de leucemia.

Luego se trató a ratones con el estadio inicial de un linaje agresivo de cáncer de mama (4T1) durante dos semanas antes de implantárseles los tumores y dos semanas después. En ese experimento, la reducción de las metástasis fue del 43%, lo cual extendió la sobrevida de los animales.

“Como la metástasis de las células 4T1 ocurre muy rápidamente en los ratones, empezamos el tratamiento antes, para poder acercarnos a lo que sucedería con humanos”, explica.

Ahora, junto a otros investigadores del ICB-USP, Cabral Marques se apresta a realizar ensayos clínicos. La idea es probar el medicamento con un grupo de pacientes que ya se someten a quimioterapia y observar si se recuperan mejor que otro grupo de control integrado por pacientes que se tratan únicamente con la terapia estándar.

Si bien el fármaco presenta la ventaja de poder administrárselo por vía oral, el investigador estima posible su aplicación directa en el tumor, de manera tal de aumentar su efecto. Aún no se ha definido en qué tipos de cánceres se realizarán los ensayos clínicos.

Puede leerse el artículo intitulado Ambrisentan, an endothelin receptor type A-selective antagonist, inhibits cancer cell migration, invasion, and metastasis en el siguiente enlace: www.nature.com/articles/s41598-020-72960-1.

Agencia FAPESP ( Brasil )