Notícia

Diario San Rafael (Argentina)

Un aparato portátil permite diagnosticar enfermedades oculares a distancia

Publicado em 02 julho 2019

Por André Julião  |  Agência FAPESP

Un aparato portátil conectado a un smartphone toma imágenes precisas de la retina y permite detectar enfermedades del fondo del ojo a un costo mucho más bajo que con los métodos convencionales. Este artefacto, denominado Eyer y creado por Phelcom Technologies, una empresa con sede en el municipio de São Carlos (en el estado de São Paulo, Brasil), posee también la ventaja de que permite efectuar el diagnóstico vía telemedicina, a kilómetros de donde se encuentra el médico oftalmólogo.

La empresa recibió el apoyo del Programa de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE) de la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo – FAPESP por primera vez en 2016, para el desarrollo y la validación de un prototipo. Recientemente, también obtuvo la aprobación de un proyecto de comercialización y fabricación del producto en el marco del Programa PIPE/ PAPPE, fruto de un convenio entre la FAPESP y la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep), una agencia ligada al gobierno federal brasileño (lea más en portugués, en: agencia.fapesp.br/30590).

Actualmente se producen 30 unidades de Eyer por mes, una cifra que saltará a 100 al final de este año. El dispositivo sale de la fábrica acoplado a un smartphone de última generación y cuesta alrededor de 5.000 dólares.

Por delante de la cámara del celular se ubica un conjunto óptico proyectado para la iluminación y la toma de imágenes de la retina. Cuando se producen dichas imágenes, la aplicación que opera el aparato las envía por internet a un sistema web –denominado Eyer Cloud– que permite almacenar y administrar los exámenes de los pacientes. De no haber acceso al wifi o a la red 3G o 4G en el momento en que se realiza el estudio, las imágenes quedan guardadas en el aparato para su envío a la nube tan pronto como se restablezca la conexión a internet.

Eyer Cloud es una innovación del equipo que viene cobrando relevancia pues almacena toda la información adquirida en los exámenes y la organiza en un banco de datos.

La empresa actualmente establece convenios con médicos oftalmólogos para la emisión de los informes de la retina. Una vez que se envían las imágenes, los médicos colaboradores redactan sus informes en el propio sistema. El pago de honorarios se concreta mediante planes mensuales. De acuerdo con la cantidad de informes emitidos, cada uno costará entre cinco y diez dólares.