Notícia

Oxocarbenio

Prueban un tratamiento preventivo contra la esquizofrenia

Publicado em 23 julho 2018

La esquizofrenia es un conjunto de enfermedades mentales bastante graves que se caracterizan por alteraciones de la personalidad, pérdida de contacto con la realidad y alucinaciones. Afecta a ciertas funciones cerebrales como el pensamiento, las emociones o la conducta.

Es una enfermedad con un componente genético, aunque se puede acelerar o precipitar su aparición a causa de factores externos. Desde Brasil se han realizado una serie de ensayos en ratas, basados en estudios antiguos, para desarrollar un tratamiento preventivo.

La esquizofrenia supone un desequilibrio químico cerebral que conlleva, desgraciadamente, cambio importantes neurotransmisores relacionados con la dopamina y la serotonina. Sobre ello se suman anormalidades en el sistema inmune y anomalías anatómicas cerebrales. Esta enfermedad afecta al 1% de la población mundial.

Factores externos como las drogas, que desgraciadamente son consumidas generalmente por personas que ya padecen este trastorno, pueden ser un desencadenante prematuro de la enfermedad en aquellos predispuestos genéticamente. También lo precipitan algunos medicamentos, circunstancias socio-ambientales o acontecimientos vitales estresantes.

Por todo ello desde hace décadas se han desarrollado diferentes investigaciones para intentar mitigar los síntomas de la esquizofrenia. En 2013, por ejemplo, se publicó un importante estudio brasileño que informaba del efecto terapéutico de un componente químico, el nitroprusiato de sodio, en pacientes con graves síntomas de esquizofrenia.

Esta ha sido la base para que el grupo de la docente Vanessa Costhek Abílio, en colaboración con el FAPESP de Sao Paulo, investigara si la administración de esta sustancia supondría un efecto preventivo sobre la enfermedad. Actualmente han desarrollado el estudio con animales, pero esperan poder seguir adelante con ello.

Vamos con la gran pregunta, ¿Qué es el nitroprusiato de sodio? Hablamos de un compuestos organometálico, un anión de estructura octaédrica que presenta un catión hierro en el centro unido fuertemente a cinco ligandos cianuro y un ligando de óxido nítrico. Su reactividad química se asocian, básicamente, a este óxido nítrico (NO).

El compuesto se utiliza como medicamento para reducir la presión arterial. Se aplica por vía intravenosa y los efectos tienen lugar en pocos minutos. Como habíamos comentado antes, la actividad farmacológica radica en el ligando de NO, y el nitroprusiato de sodio actúa como un donador de óxido nítrico. El mecanismo de acción es complejo, pero podemos decir que el NO provoca una serie de reacciones que finalmente relaja el músculo liso vascular y permite que los vasos se dilaten.

La investigación publicada en 2013 demostró que una única inyección de nitroprusiato de sodio en pacientes con trastornos graves de esquizofrenia generaba la rápida disminución de síntomas como las alucinaciones, el embotamiento afectivo, la ansiedad o la depresión.