Notícia

América Economía - Cluster Salud (Chile)

Prueban en Brasil un nuevo medicamento contra la araña marrón

Publicado em 11 dezembro 2018

El Instituto Butantan de Brasil, referencia mundial en el campo de la investigación médica, empezó las pruebas en humanos de una pomada contra la araña marrón (Loxosceles), una de las más tóxicas y peligrosas del mundo y cuyo veneno puede causar necrosis en la piel, falencia renal e incluso la muerte.

El novedoso medicamento está hecho a base de tetraciclina, una substancia usada como antibiótico. Las pruebas ya fueron iniciadas en el estado de Santa Catarina (sur), uno de los que registra más casos de picadas de araña marrón en Brasil, según divulgó el Instituto Butantan.

"Fue una larga jornada de investigación sobre la acción de la toxina hasta el desarrollo de la pomada. Hace 20 años conseguimos, por primera vez, aislar y hacer la secuencia de la proteína más importante del veneno de la araña marrón. Con esto, estudiamos los mecanismos de acción de la toxina y desarrollamos inhibidores ya patentados que podrán ser usados en estudios de estructura y función y, eventualmente, como terapia", explicó Denise Tambourgi, científica del Instituto Butantan y del Centro de la Fundación de Amparo a la Pesquisa del Estado de Sao Paulo (Fapesp).

Además de causar lesiones graves en la piel, que pueden durar meses hasta ser curadas, la picada provoca, en varios casos, efectos sistémicos, como la destrucción de los globos rojos, agregación de plaquetas, inflamación y falencia renal, lo que puede causar la muerte del paciente.

La picada de la araña marrón no causa dolor y la reacción local ocurre inmediatamente. Normalmente, las víctimas únicamente buscan ayuda cuando la lesión en la piel ya está avanzada. "La necrosis de los tejidos no es apenas consecuencia del veneno, es también una serie de reacciones del propio organismo, accionadas por la principal proteína de la toxina", resaltó Tambourgi.

Según el Sistema de Información de Agravios de Notificación, del Ministerio de Salud, en 2016 se registraron 173.630 casos de accidentes con animales que pican en Brasil, de los que 7.441 fueron por picadas de arañas marrones.

El Instituto Butantan ya produce soro para picadas de la araña marrón, aunque la producción es limitada. "Son arañas pequeñas, de un máximo de tres centímetros, por lo tanto conseguimos poco veneno y son necesarias centenares de ejemplares para producir el soro", dijo Tambourgi.