Notícia

China.org

Plantíos de eucalipto para papeleras amenazan la Pampa brasileña

Publicado em 27 março 2013

El plantío de cultivos comerciales de eucalipto y de pino para la producción de papel y celulosa constituye una de las principales amenazas a la biodiversidad de la Pampa brasileña, el principal ecosistema del sur del país, según un estudio divulgado hoy.

La sustitución de las praderas que caracterizan la Pampa tanto en Brasil como en Argentina por florestas artificiales no sólo destruye la cobertura vegetal original sino que genera una inmensa sombra que impide que el resto de la biodiversidad disfrute del sol que necesita.

Lo más grave es que los campos sureños de Brasil concentran una diversidad vegetal tres veces superior a los de los bosques cuando se tiene en cuenta el área ocupada por cada ecosistema, informó hoy la Fundación de Apoyo a la Investigación en el estado de Sao Paulo (Fapesp), entidad que financió el proyecto.

"El paisaje campestre puede parecer homogéneo y pobre para quien no lo conoce, pero en las áreas sobrevivientes de la Pampa identificamos 2.169 taxones, la mayoría de las cuales de diferentes especies, pertenecientes a 502 géneros y 89 familias", explicó Ilsi Boldrini, investigadora de la Universidad Federal de Río Grande do Sul (UFRGS) y coordinadora del proyecto.

De los taxones identificados, 990 son exclusivos de la Pampa, según el estudio.

"Se trata de un número muy grande de especies para un área tan pequeña", aseguró Boldrini.

La Pampa brasileña originalmente se extendía por 176.000 kilómetros cuadrados pero hoy tan sólo el 36 por ciento del ecosistema mantiene su vegetación original.

Parte de esa devastación es de responsabilidad de las papeleras.

De acuerdo con la investigación, en los últimos cinco años cerca de un millón de hectáreas de la Pampa, el equivalente al 25 por ciento del ecosistema, fueron convertidas en cultivos comerciales de eucalipto y pino.

Las plantas nativas que se salvan de esa devastación no consiguen sobrevivir debajo de los árboles debido a que son especies que necesitan de mucho sol.

"Cuando las árboles sean cortadas, restarán pocos troncos y un suelo descubierto que será propicio para plantas invasoras", según la investigadora.

Además de las papeleras, la Pampa, una región más adecuada para la cría del ganado, también es amenazada por la extensión de las plantaciones de soja, trigo y arroz.

Otra amenaza son las prácticas poco sostenibles de los productores de ganado.

"La productividad promedio en la Pampa actualmente es de 70 kilos de carne por hectárea al año. Con prácticas correctas, esa producción puede pasar a entre 200 y 230 kilos por hectárea. Además, la calidad de la carne mejora. Basta cuidar a los animales y no liquidar la vegetación", según la investigadora.

Según estadísticas del Ministerio de Medio Ambiente, la Pampa es el segundo ecosistema más devastado de Brasil después del Bosque Atlántico. Entre las especies endémicas de la región ya descritas, 151 están amenazadas de extinción.

Y la desaparición de la flora se convierte en amenaza para la fauna y para los manantiales de agua en la región. F

agencia de xinhua