Notícia

Mundo Sano (México)

Personas con enfermedades reumáticas y riesgos cardíacos pueden mejorar con ejercicio

Publicado em 27 abril 2021

Por Vanesa Rojas

Las personas con enfermedades reumáticas autoinmunes tiene más riesgo de desarrollar aterosclerosis que es un estrechamiento en las arterias a medida que se acumula la placa de colesterol.

Sin embargo un nuevo estudio publicado en Reumatología, indica que hacer ejercicio regular "es un arma poderosa" contra la disfunción vascular en estos pacientes.

En el artículo, investigadores que trabajan en Brasil y Reino Unido reportan los resultados de una revisión sistemática de la literatura científica sobre el tema. La revisión, que fue apoyada por la FAPESP, cubrió diez estudios en los que participaron 355 personas.

Tenían diferentes enfermedades, como artritis reumatoide , lupus y espondiloartritis. Tomaron programas de ejercicio como caminar, en un parque o en una cinta rodante, ciclismo estacionario, entrenamiento en intervalos de alta intensidad y desarrollo muscular. Los mismos duraron 12 semanas.

Tiago Peçanha, primer autor del artículo. Peçanha es becaria postdoctoral en la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (FM-USP) en Brasil destacó que el análisis mostró que el ejercicio pudo mejorar la función endotelial de los vasos pequeños y grandes en un grado clínicamente significativo.

En consecuencia, sugerimos que el ejercicio puede considerarse 'medicación' para estos pacientes debido a su potencial para reducir la incidencia de eventos cardiovasculares".

Explica que el tratamiento para esta condición no evita que los pacientes desarrollen ciertas comorbilidades y la enfermedad cardiovascular es la más preocupante.

"El riesgo de ataque cardíaco es dos veces más alto para las personas con artritis reumatoide que para las personas sanas. Para las personas con lupus o artritis psoriásica, la incidencia de eventos isquémicos (ataque cardíaco, angina y accidente cerebrovascular) es entre dos y cinco veces mayor. "

Por eso la revisión del estudio pudo mostrar que el ejercicio en sí mejoró la función vascular de los vasos pequeños y grandes en pacientes con enfermedades reumáticas autoinmunes .

Para las personas con enfermedad reumática, como de hecho para todos los demás, Peçanha recomienda al menos 150 minutos de ejercicio moderado a vigoroso por semana. El ejercicio aeróbico debe predominar y complementarse con actividades que fomenten la fuerza y el equilibrio.

Con información de Medical Xpress.