Notícia

Diario San Rafael (Argentina)

Nuevo mecanismo de formación de uno de los metabolitos del óxido nítrico

Publicado em 22 outubro 2019

Desde que tres científicos estadounidenses descubrieron en forma independiente el papel del óxido nítrico como responsable de la contracción de las células del endotelio –la capa interna de los vasos sanguíneos que hace que la sangre circule–, se han desarrollado nuevos tratamientos para el control de la presión arterial y la disfunción eréctil, entre otros.

Este descubrimiento, realizado entre las décadas 1970 y 1980, les valió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1998 a Robert F. Furchgott, Louis J. Ignarro y Ferid Murad, y abrió el camino para todo un campo de investigaciones: la bioquímica redox. El rol del óxido nítrico, que es un radical libre, ha quedado demostrado también en la defensa contra tumores y bacterias, en procesos inflamatorios y en la cicatrización.

Al igual que cualquier molécula biológica, el óxido nítrico es modificado dentro del organismo, y los productos que se forman también poseen acción sobre él. Por este motivo, la comprensión acerca de cómo sucede la formación de estos productos en las células puede constituir un camino prometedor para el desarrollo de nuevos medicamentos. La idea es que los mismos puedan aumentar o disminuir los efectos del óxido nítrico, de acuerdo con aquello que se pretende tratar.

En un estudio publicado en la revista Chemical Communications, un grupo de científicos ha revelado un mecanismo hasta ahora desconocido inherente a la formación de uno de los productos del óxido nítrico: los nitrosotioles.

El grupo ha demostrado que, a decir verdad, el mecanismo de formación de los DNICs da origen a radicales tiilo. Al ser también un radical libre, este reacciona con el óxido nítrico y entonces sí genera nitrosotioles.

La investigación tuvo lugar en el ámbito del Centro de Investigación en Procesos Redox en Biomedicina (Redoxoma) –uno de los Centros de Investigación, Innovación y Difusión (CEPID) apoyados por la FAPESP– coordinado por Ohara Augusto, docente del IQ-USP y otra autora del estudio, junto con Peter C. Ford, de la UCSB.

Dentro de las células, la formación de diversos complejos derivados del óxido nítrico es abundante. De estos, los que existen en mayores cantidades son los DNICs. Estos cumplen papeles fisiológicos importantes, como en el caso de la S-nitrosación de proteínas.

A tal fin, observaron mediante el empleo de la técnica de resonancia paramagnética electrónica (RPE) la reacción del Hierro II con el óxido nítrico y los llamados tioles de bajo peso molecular, que son la cisteína y el glutatión. Todos son abundantes en el interior de las células.

Essa notícia também repercutiu nos veículos:
NCYT Amazings (Espanha) Madrimasd (Espanha) Sitios Fuente (México)