Notícia

Programa InfoSalud (Argentina)

La FAPESP selecciona 30 proyectos en su convocatoria de combate contra el nuevo coronavirus

Publicado em 30 abril 2020

Por Agência FAPESP

Hasta el pasado día 28 de abril, la FAPESP había aprobado 30 ayudas de investigación en el marco del pliego de convocatoria intitulado “Suplementos de Rápida Implementação contra el COVID-19”, emitido el 21 de marzo para agilizar la financiación de estudios que ayuden en el combate contra la pandemia provocada por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) en el estado de São Paulo (Brasil).

En el Instituto de Química de São Carlos de la Universidad de São Paulo (IQSC-USP), el grupo coordinado por el investigador Carlos Alberto Montanari se abocará a perfeccionar y testear moléculas con potencial para inhibir la acción de enzimas de tipo cisteíno-proteasas, esenciales en el ciclo biológico nuevo coronavirus. Los científicos aprovecharán la biblioteca de compuestos creada en el ámbito de un Proyecto Temático destinado a la búsqueda de nuevos fármacos contra el Trypanossoma cruzi, el protozoo causante de la enfermedad de Chagas.

Los ensayos orientados hacia la evaluación del efecto antiviral de las moléculas tendrán lugar en el Instituto de Ciencias Biomédicas de la USP (ICB-USP). El grupo pretende a su vez emplear herramientas de inteligencia artificial con aprendizaje de máquinas para seleccionar fármacos candidatos para su testeo contra el SARS-CoV-2 entre algunos que se encuentran en fase de ensayos clínicos.

En tanto, y en colaboración con el investigador Edison Durigon, el grupo que coordina Cristiane Rodrigues Guzzo Carvalho trabaja en el ICB-USP en el desarrollo de un test rápido para la detección del COVID-19. El equipo ha logrado clonar y producir a gran escala cuatro fragmentos de la proteína de superficie (spike protein) del SARS-CoV-2, probadamente inmunogénicos contra el suero de un paciente humano, es decir, que son capaces de inducir una respuesta inmune.

Las proteínas virales producidas en laboratorio están inoculándoseles a ratas, conejos y cabras. El grupo espera tener en menos de un mes la cantidad de suero suficiente como para producir los primeros test rápidos. En este esfuerzo de investigación también toma parte el profesor del Instituto de Química (IQ-USP) Shaker Chuck Farah.

En la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto (FMRP) de la USP, el investigador Dario Simões Zamboni estudiará los mecanismos implicados en el intenso proceso inflamatorio que acomete a las personas con cuadros graves de COVID-19. Mediante el análisis de muestras de pacientes y experimentos con cultivos de células, el grupo investigará si la respuesta de defensa contra el SARS-CoV-2 comprende la activación de un complejo de proteínas conocido como inflamasoma.

En este proyecto se apunta también a monitorear la activación del inflamasoma entre 60 pacientes internados a causa del SARS-CoV-2 en el Hospital de Clínicas de la FMRP-USP que serán tratados con cloroquina en combinación (o no) con colchicina, un fármaco ampliamente aplicado en el tratamiento de enfermedades mediadas por un tipo específico de inflamasoma. Simões Zamboni integra el equipo del Centro de Investigaciones en Enfermedades Inflamatorias (CRID uno de los Centros de Innovación, Investigación y Difusión (CEPID) de la FAPESP.

El estudio de la prevalencia del nuevo coronavirus entre la población de donantes de sangre de la fundación Pró-Sangue, un hemocentro vinculado al Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina (FM) de la USP, es una de las metas de un proyecto que cuenta con la coordinación de Ester Sabino en la FMUSP. Con muestras de las personas que testeen positivo para la presencia del virus, el grupo pretende también evaluar la factibilidad de producir suero hiperinmune (que contiene anticuerpos contra el SARS-CoV-2 y que podría aplicarse en el tratamiento de la enfermedad) y desarrollar un test para la detección de anticuerpos contra el virus. Se considera que los denominados test serológicos constituyen una herramienta esencial para la realización de estudios epidemiológicos, pues ayudan a definir la parte de la población que aún se encuentra susceptible a la acción del nuevo coronavirus, por ejemplo.

Glaucius Oliva, docente del Instituto de Física de São Carlos (IFSC-USP) y coordinador del CEPID Centro de Innovaciones en Biodiversidad y Fármacos (CIBFar), coordinará la búsqueda de antivirales para el tratamiento del COVID-19. El objetivo consiste en seleccionar 4.000 compuestos aún sin acción conocida mediante un método conocido con el nombre de High Content Screening (HCS), merced a la utilización de un linaje de células humanas y aislados virales de pacientes brasileños. Asimismo, los investigadores evaluarán bibliotecas de compuestos ya aprobados por la FDA (las siglas de Food and Drug Administration, la agencia reguladora de medicamentos de Estados Unidos), bibliotecas de la organización internacional Medicines for Malaria Ventures (MMV) y de otras diversas colecciones de proyectos que se encuentran en desarrollo en el estado de São Paulo. Aparte de identificar nuevos candidatos a fármacos, el objetivo es orientar el reposicionamiento de medicamentos ya aprobados para su uso en humanos.

La reorientación de fármacos ya disponibles también es la meta de un proyecto coordinado por Helena Nader en el Instituto de Farmacología y Biología Molecular de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp). Entre los compuestos que se evaluarán se encuentra la heparina, con conocida acción anticoagulante, antiinflamatoria y antiviral. Datos preliminares indican que la proteína de superficie del SARS-CoV-2, responsable de la infección de células del huésped, se une a la heparina.

En el Instituto de Ciencias Ambientales, Químicas y Farmacéuticas de la Unifesp, Rodrigo Portes Ureshino buscará compuestos con acción terapéutica enfocándose en sustancias con actividad estrogénica (que actúan de manera similar a la hormona estrógeno) y en inhibidores de un proceso conocido como autofagia, mediante el cual las células eliminan estructuras disfuncionales y regulan su funcionamiento. La reorientación de fármacos disponibles también constituye uno de los objetivos del grupo.

En tanto, en el Hospital de Clínicas (HC) de la FMUSP, el médico Heraldo Possolo de Souza coordinará cuatro subproyectos que se llevarán a cabo con pacientes internados en el Servicio de Emergencias. El primero de ellos apunta a evaluar si los marcadores de la respuesta inflamatoria que pueden medirse en el suero sanguíneo pueden predecir aisladamente o juntos la evolución de los pacientes con síndrome respiratorio aguda grave por COVID-19. El segundo apunta a determinar si la ecografía pulmonar constituye una alternativa viable para la evaluación de la función respiratoria en esos pacientes. El tercero es un ensayo clínico con una droga ya utilizada en otras situaciones clínicas y que podrá ser útil en la prevención de la falencia respiratoria en los pacientes con neumonía causada por COVID-19. Y el cuarto se enfocará en modelos estadísticos y estocásticos que puedan mejorar y orientar la atención de esos pacientes.

También en el HC-FMUSP, el investigador José Carlos Nicolau coordinará un esfuerzo tendiente a desarrollar nuevas técnicas de diagnóstico rápido de la enfermedad y de predicción de la propensión al desarrollo de cuadros graves de COVID-19 en pacientes. El grupo también investigará trastornos en la coagulación sanguínea en pacientes internados (lea más en: agencia.fapesp.br/32919/).

En la Universidad de Campinas (Unicamp), el profesor del Instituto de Biología (IB) José Luiz Proença Módena coordina una amplia fuerza de tareas que abarca a diversas unidades de la institución. Entre los objetivos de la misma figuran el análisis de la circulación y la diversidad genética del SARS-CoV-2 en Campinas, la búsqueda de biomarcadores que ayuden en el diagnóstico rápido o en la predicción de los casos fatales y la identificación de nuevos antivirales mediante el reposicionamiento de fármacos, la selección computacional de nuevos compuestos y experimentos en cultivos celulares (lea más en: agencia.fapesp.br/32861/).

La detección de los mecanismos moleculares implicados en la infección con SARS-CoV-2 en cultivos de macrófagos (las células que componen a línea de frente del sistema inmunológico), en el epitelio pulmonar (el blanco preferencial del nuevo coronavirus) y en dos tipos de células nerviosas (neuronas y astrocitos) constituye el objetivo de un proyecto que cuenta con la coordinación de Daniel Martins-de-Souza en el IB-Unicamp. Para ello, el grupo de científicos pretende aplicar análisis de proteómica (el conjunto de proteínas expresadas en una muestra biológica) y metabolómica (el conjunto de metabolitos existentes en la muestra). También se realizarán experimentos en modelos animales. El objetivo consiste en identificar nuevos blancos terapéuticos.

También en el IB-Unicamp, el investigador Marcelo Mori estudiará de qué manera contribuye el envejecimiento en la infección causada por el SARS-CoV-2. En esta investigación se combinarán análisis de datos de pacientes y modelos preclínicos con el objetivo de hallar proteínas y vías de señalización que puedan modularse con fármacos ya conocidos para revertir las alteraciones que induce el envejecimiento (lea más en: agencia.fapesp.br/33060/).

El impacto de la microbiota intestinal y sus metabolitos en la infección por SARS-Cov-2 constituye el tema del proyecto coordinado por Marco Aurélio Ramirez Vinolo, también del IB-Unicamp. Estudios anteriores del grupo mostraron que los microorganismos del intestino y algunas sustancias que estos secretan pueden proteger al organismo contra infecciones respiratorias (lea más en portugués, en: agencia.fapesp.br/31539/). El grupo pretende llevar adelante experimentos con ratones y con linajes de células humanas infectados con el nuevo coronavirus.

Otro estudio que se lleva a cabo en el IB-Unicamp, bajo la coordinación de Pedro Manoel Mendes de Moraes Vieira, apunta a investigar factores de riesgo asociados con la mayor gravedad de COVID-19 y mapear vías metabólicas que se activarían en la respuesta inmune contra el SARS-CoV-2. El objetivo es identificar nuevas formas de intervención terapéutica.

En un barrio de la localidad de São José do Rio Preto, en el noroeste del estado de São Paulo, se llevará adelante un estudio epidemiológico de COVID-19 con un grupo de voluntarios que ya venían siendo objeto de seguimiento en el marco de un Proyecto Temático sobre dengue coordinado por Maurício Lacerda Nogueira,, docente de la Faculdade de Medicina de São José do Rio Preto (Famerp). Los participantes serán monitoreados en lo referente al surgimiento de síntomas relacionados con COVID-19. También se concretará un seguimiento de pacientes hospitalizados en el Hospital de Base de la Famerp con sospecha o confirmación de COVID-19. Se extraerán muestras para el análisis de citocinas proinflamatorias, posibles marcadores biológicos que indican el agravamiento de la enfermedad.

El desarrollo de una metodología alternativa sencilla y de bajo costo para el diagnóstico de COVID-19 es la meta del proyecto coordinado por Ronaldo Censi Faria en el Centro de Ciencias Exactas y de Tecnología de la Universidad Federal de São Carlos (UFSCar). Esta propuesta consiste en construir una plataforma en la cual se emplearán materiales de fácil acceso y equipos simples que permitirá el análisis de distintas muestras simultáneamente.

Los otros dos proyectos seleccionados el día 3 de abril, tal como ya se informara , estarán bajo la conducción de Licio Augusto Velloso en la Facultad de Ciencias Médicas de la Unicamp, y de Marcelo Urbano Ferreira en el ICB-USP.

La convocatoria permanecerá abierta hasta el día 22 de junio de 2020 para la presentación de propuestas de investigación a corto plazo, como suplementos en ayudas vigentes en las siguientes modalidades: Proyecto Temático, Jóvenes Investigadores, Centros de Investigación, Innovación y Difusión (CEPID) o Centros de Investigaciones en Ingeniería (CPE).

Los proyectos deberán reorientar parte de sus esfuerzos de investigación para contribuir en forma significativa a la comprensión y la superación del riesgo que representa el virus SARS-Cov-2 y/o apuntando posibles caminos para su gestión o prevención.

El valor que se ofrece en el pliego es de 10 millones de reales. La duración de los proyectos debe ser de 24 meses. En el marco de cada propuesta se puede solicitar un valor máximo de 100 mil reales por año. Aparte de dicho valor, en cada una de ellas puede contarse con una Beca Posdoctoral con una duración máxima de 24 meses. Más información en: www.fapesp.br/14082.