Notícia

1nfo.net

La alteración del ritmo del corazón a causa del estrés afecta la atención auditiva

Publicado em 07 junho 2019

En situaciones de estrés, es común la pérdida momentánea de la capacidad de percibir los sonidos del ambiente. Científicos de la Universidade Estadual Paulista (Unesp), en Brasil, en colaboración con colegas de la Oxford Brookes University, Reino Unido, hicieron un descubrimiento que puede ayudar a entender este fenómeno.

Según dicho estudio, publicado en la revista Scientific Reports, la actividad cerebral relacionada con la atención auditiva sigue el ritmo del corazón. De este modo, la alteración de la frecuencia cardíaca inducida por el estrés compromete la percepción auditiva. Este descubrimiento abre nuevas perspectivas para el tratamiento de los trastornos de atención y de comunicación.

Esta investigación contó con el apoyo de la FAPESP – Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo y con la colaboración de científicos brasileños ligados a la Universidad de São Paulo (USP) y a la Facultad de Medicina del ABC.

“Constatamos que incluso niveles bajos de estrés son capaces de alterar el ritmo del corazón, y de esa forma comprometer la atención auditiva”, declaró Vitor Engrácia Valenti, docente del campus de la Unesp con sede en la localidad de Marília y coordinador de la investigación.

En situaciones de estrés, es común la pérdida momentánea de la capacidad de percibir los sonidos del ambiente. (Foto: Viviane B. de Góes)

De acuerdo con Engrácia Valenti, en estudios publicados durante los últimos años, ya se consignaba que los estímulos auditivos son capaces de inducir fluctuaciones de la frecuencia cardíaca, y que el conductor de dichas alteraciones es el nervio vago.

Este nervio, que recorre gran parte del cuerpo, yendo desde el cerebro hasta el abdomen, y que cumple funciones motoras y sensoriales, disminuye la frecuencia cardíaca al activarse. Asimismo, participa en la actividad del sistema nervioso parasimpático, encargado de estimular acciones tales como la desaceleración de los latidos cardíacos.

En estudios previos con animales, se observó que la actividad del nervio vago aumenta durante la estimulación auditiva relajante y activa la expresión de una proteína llamada c-Fos en la corteza auditiva. Esta constatación indicó una asociación entre el procesamiento del sonido en la corteza cerebral y el sistema nervios

READ MORE

Source link : Noticiasdelaciencia.com

Author : Noticias de la Ciencia Redacción

Publish date : 2019-06-07T09:21:12Z

Copyright for syndicated content belongs to the linked Source