Notícia

Eurocarne (Espanha) online

JBS se implica en la investigación sobre la reducción de GEI en el ganado

Publicado em 21 julho 2021

JBS y el Instituto de Ciencia Animal del Departamento de Agricultura y Abastecimiento del Estado de São Paulo han formalizado una asociación que contribuirá al desarrollo de estudios para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en la cadena bovina. El proyecto busca aditivos alimentarios que mejoren la eficiencia del uso de nutrientes en la dieta de los animales, reduciendo las emisiones de metano y ayudando a incrementar la sostenibilidad de la carne y la leche.

"La colaboración de JBS con la investigación para reducir las emisiones de campo forma parte del compromiso Net Zero 2040 asumido por la compañía de poner a cero el balance neto de sus emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2040, reduciendo la intensidad de sus emisiones directas y en toda la cadena de valor y compensando todas las emisiones residuales”, ha dicho Renato Costa, presidente de Friboi.

El estudio se lleva a cabo por investigadores del nuevo Laboratorio de Fermentación Ruminal y Nutrición del Bovino de Carne del Instituto, recién inaugurado. Seguirán a los animales del corral de engorde de JBS en Guaiçara durante unos seis meses. La participación de la compañía da escala a las pruebas. 

Uno de los primeros aditivos que se probarán son los taninos, moléculas complejas derivadas de las plantas. Hacen que el proceso de fermentación de la dieta en animales sea más eficiente al reducir las emisiones de metano. La investigación se inició en mayo y también será validada en laboratorio, con el uso de equipos que simulan las condiciones del rumen del animal (parte anterior del estómago), conocido como rumen artificial, lo que permite monitorizar las transformaciones que ocurren en el proceso de fermentación y medir con precisión el potencial de los aditivos como el tanino para reducir las emisiones.

La investigación cuenta con la inversión de la FAPESP (Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de São Paulo) y el apoyo de la empresa Silvateam, proveedora de aditivos alimentarios.