Notícia

Noticias RTV (Espanha)

Ir a trabajar explicaría una mayor concentración de Covid-19 en vecindarios en SP

Publicado em 15 julho 2020

Por Maria Fernanda Ziegler, da Agência FAPESP

Existe una fuerte relación entre el movimiento de personas que necesitaban trabajar durante la pandemia y las áreas de la ciudad de São Paulo con la mayor concentración de casos en el nuevo coronavirus (Sars-CoV-2). Barrios como Cidade Ademar, Brasilândia, Sapopemba y Capão Redondo, que tienen el mayor número de hospitalizaciones en la ciudad, coinciden con aquellos cuyos residentes no pudieron permanecer en sus hogares durante el período de cuarentena.

“Los trabajadores esenciales de salud y suministros, o aquellos que tuvieron que trabajar para mantener sus ingresos, como es el caso de muchas trabajadoras domésticas, tienen más riesgo de muerte o de infectarse. Y la mayoría de estos trabajadores son usuarios del transporte público ”, dice Raquel Rolnik, una de las coordinadoras de Labcidade, de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de São Paulo (FAU-USP).

El estudio dirigido por Rolnik, llevado a cabo en asociación con el Instituto Pólis, correlacionó información sobre hospitalizaciones de DataSUS, la empresa de transporte São Paulo (SPTrans) y la encuesta Destino Destino. Detectó que las líneas de autobuses con mayor movimiento de pasajeros durante la cuarentena tenían su origen o destino en los barrios de Capão Redondo, Jardim Ângela, Brasilândia, Cachoeirinha, Sapopemba, Iguatemi, Cidade Tiradentes, Itaquera y Cidade Ademar. Otro punto crítico en la ciudad es la región central, donde pasan casi todas las líneas de autobuses, además de ser el destino de muchos trabajadores.

Más circulación con la apertura.

Los investigadores están preocupados por la reapertura gradual de los servicios y el comercio en la ciudad. “El propósito de este estudio es servir como base científica para ayudar en la formulación de políticas públicas. Con la apertura del comercio y el aflojamiento de la cuarentena, la consecuencia evidente es un mayor movimiento de personas. Por lo tanto, se espera que el impacto en la transmisión de la enfermedad también aumente ”, argumenta Rolnik. “Entiendo que la apertura de las nuevas fases de recuperación económica se basa en la capacidad del sistema de salud para poder atender a la población enferma y la ocupación de camas en la UCI. Estas son medidas importantes, que deben tenerse en cuenta, pero hay otras que también deben tenerse en cuenta ”, agrega.

Continúa después de la publicidad.

El experto señala que la base de trabajadores en este sector de servicios que está volviendo a trabajar coincide con la que se estaba contaminando más. «Estamos hablando del mismo grupo social que va a circular sin ninguna medida de protección adicional en este camino desde el hogar al trabajo», se lamenta.

Según el investigador, el mapa con las áreas más contagiosas de la ciudad muestra algo perverso. «Hay una división muy clara entre los que quedan en aislamiento social, haciendo teletrabajo, y aquellos que tuvieron que irse a trabajar», concluye.

Este contenido es de la Agencia Fapesp. Vea la versión completa aquí.