Notícia

NCYT Amazings (Espanha)

Internet de las cosas ayuda en el diagnóstico y monitoreo de la apnea del sueño

Publicado em 11 janeiro 2019

El ingeniero electrónico brasileño Tácito Mistrorigo de Almeida acudió en busca de la ayuda del neumólogo Geraldo Lorenzi Filho, especialista en Medicina del Sueño, con una necesidad y un plan: someterse a un tratamiento contra la apnea (paros respiratorios durante el sueño) y sacar al mercado una nueva tecnología destinada al monitoreo remoto de esta enfermedad crónica. “No lograba conformarme con tener que hacerme una polisomnografía, que es el estudio tradicional de monitoreo de la apnea del sueño”, relata el ingeniero. “Para someterse a ese examen es necesario dormir una noche en el hospital con varios electrodos sujetos al cuerpo. Es un estudio caro, molesto y difícil de agendar, que genera listas de espera.”

Lorenzi, director del Laboratorio del Sueño del InCor, el Instituto del Corazón del Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (HC-FMUSP), en Brasil, trató al paciente e hizo suya la idea de desarrollar un sistema de monitoreo de la apnea del sueño. De esa colaboración nació la healthtech Biologix, creada en 2015, con sede en São Paulo.

El sistema está compuesto por un sensor portátil que registra y envía datos del paciente a una plataforma en la nube, mientras éste duerme en su propia casa. Y genera un informe que permanece accesible para el paciente a través de una aplicación de smartphone, que puede compartirlo directamente con el médico.

Este sistema ya se encuentra listo para su comercialización. Se vale de una aplicación Biologix y de un sensor inalámbrico Oxistar desarrollados por la empresa. “En septiembre emitimos las primeras facturas”, anuncia Tácito de Almeida, que ya cuenta con un contrato firmado con una red de laboratorios cuyo objetivo es ofrecer este examen en la lista de chequeos de sus clientes.

“Nuestro modelo de negocio se basa en la venta del servicio, no del producto”, explica De Almeida. Por eso mismo, además de los consultorios médicos y los laboratorios, en Biologix también estiman que los departamentos de recursos humanos de empresas también constituyen potenciales clientes, ya que este estudio puede aplicarse también en la prevención contra el ausentismo y los accidentes de trabajo provocados por la enfermedad. El desarrollo del producto innovador cuenta com el apoyo de la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo - FAPESP.

En agosto de este año, Biologix obtuvo el apoyo del Programa PIPE/ PAPPE Subvención, que reúne recursos de los programas de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE) de la FAPESP y de Apoyo a la Investigación en Empresas (PAPPE) de la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep), un organismo federal brasileño, para la inserción de un producto innovador en el mercado. “Este apoyo ha sido fundamental. Permitió concretar la contratación de un gerente comercial, por ejemplo”, dice De Almeida.

De acuerdo con un estudio publicado en 2010 en la revista Sleep Medicine por investigadores de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp), alrededor tres de cada diez adultos padecen el llamado Síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS). Es una enfermedad crónica y progresiva, caracterizada por la interrupción o la disminución momentánea de la respiración durante varios episodios por las noches, lo que impacta directamente sobre la calidad del dormir del paciente y puede derivar en problemas cardiovasculares. La deficiencia en la oxigenación durante el sueño eleva los riesgos de infarto y accidentes cerebrovasculares, por ejemplo.

La apnea del sueño tiene tratamiento. Pero hay estudios que apuntan que está subdiagnosticada: se estima que, entre los afectados, alrededor del 90% no sabe que padece la enfermedad. La popularización del diagnóstico mediante un procedimiento más sencillo y económico es el objetivo de Biologix. Según De Almeida, el precio de una polisomnografía en los laboratorios puede superar los 2.500 reales. El valor del examen de Biologix corresponde a entre un 10% y un 15% del precio de la polisomnografía, con la posibilidad de que aplicarlo durante dos noches para confirmar el diagnóstico.

Por cierto, el diagnóstico se basa en el análisis de la oxigenación de la sangre del paciente durante el sueño. “En un episodio de apnea, se produce un bloqueo de las vías aéreas superiores que impide el paso del aire y disminuye la oxigenación sanguínea. El sistema de Biologix se vale de un oxímetro, que detecta cuántos eventos de merma de oxigenación ocurren por hora”, explica De Almeida.

El dispositivo cuenta con un sensor de luz que va sujeto al dedo y detecta las alteraciones en el color de la sangre ocasionadas por la disminución de la hemoglobina saturada de oxígeno. “Una merma del 3% en el nivel de oxigenación sanguínea ya indica la existencia de apnea. En los casos más graves, la oxigenación llega a caer un 25%. Y esto sucede varias veces por noche”, afirma el empresario.

De Almeida explica que el oxímetro es un instrumento no invasivo de medición de la oxigenación sanguínea bastante utilizado en los ambientes hospitalarios, en los cuales el mismo permanece conectado por cables a un monitor situado al lado de la cama del paciente. En tanto, el sensor Oxistar transmite los datos vía Bluetooth a la aplicación Biologix, instalada en el smartphone del paciente, con lo que no hay necesidad de cables. Este dispositivo posee también un sensor de actigrafía, que evalúa los movimientos y permite detectar con una precisión cercana al 80% si el paciente está dormido o está despierto.

Según el empresario, el sistema de Biologix es innovador tanto en el mercado brasileño como internacionalmente. “Existen algunos modelos de oxímetros portátiles, pero no son adecuados para su uso continuo y no tienen el tiempo de respuesta y la resolución necesarios para esta finalidad”, afirma.

El sensor Oxistar ya cuenta con un registro en la Agencia Nacional de Brasil de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) y, como se vale de transmisión vía Bluetooth, también posee el de la Agencia Brasileña de Telecomunicaciones (Anatel). También ha pasado por un proceso de validación en el Instituto del Corazón (InCor). Se compararon los resultados de 332 estudios tradicionales de polisomnografía con el sistema desarrollado en Biologix. “Hasta ahora hemos analizado los datos de 219 pacientes, y estos datos muestran que la solución de Biologix cuenta con una sensibilidad y especificidad de entre el 91% y el 83% respectivamente en el diagnóstico de la apnea entre moderada y grave”, dice De Almeida.

En mayo de este año, estos datos se presentaron en la conferencia internacional de la American Thoracic Society, realizada en San Diego, California. En octubre, esta healthtech fue una de las 27 empresas seleccionadas preliminarmente para la evaluación presencial de la segunda etapa de evaluación del Finep Startup –Programa de Inversión en Startups Innovadoras–, que invertirá alrededor de un millón de reales en cada una. Mientras aguarda los resultados finales del pliego del concurso, el empresario sigue en busca de socios comerciales y hace planes de mejora de la herramienta. “Estamos desarrollando un nuevo recurso para grabar el audio del ronquido en el celular. Este sistema se valdrá de tecnología de machine learning para identificar el sonido, lo que contribuirá en el diagnóstico. Este nuevo recurso estará listo a comienzos de 2019.”

(Fuente: AGENCIA FAPESP/DICYT)