Notícia

Crónica Ferroviaria (Argentina)

Ferrocarriles Brasileños y Desintegración Ferroviaria Sudamericana

Publicado em 19 janeiro 2021

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria

Con gusto le presento mi libro (segunda edición) "Ferrocarriles brasileños y desintegración ferroviaria sudamericana"

Recuerdo que la edición en español de este libro tiene lugar hace diez años después de la primera edición en portugués (integração ferroviária sul-america: por que não anda esse trem?), que fue realizada por Editora Annablume y FAPESP.

Aunque se presentó por primera vez en español en Buenos Aires, en el Centro de Estudio e Investigación Ferroviaria Argentina (de la Fundación Museo Ferroviario) y, poco después, en la Asociación Latinoamericana de Ferrocarriles (ALAF). Esta nueva versión, por tanto, está perfectamente contenida en esa primera, aunque he optado por realizar pequeñas modificaciones y algunas revisiones que no han alterado la obra.

En este trabajo se analiza por qué la infraestructura ferroviaria sudamericana está tan poco integrada. Más específicamente, porque el sistema ferroviario brasileño sigue tan desintegrado del conjunto de infraestructura ferroviaria sudamericana.

Sinopsis

El supuesto básico es que la inexpresiva participación del ferrocarril en el proceso de integración regional está relacionada con el tipo de desarrollo económico y social históricamente realizado en los países de la Región.

Los ferrocarriles sudamericanos contribuyeron, hasta mediados del siglo XX, a alguna forma de integración tanto nacional como intrarregional a través de la expansión de líneas a nivel nacional y la construcción de conexiones internacionales, lo que estimuló la posibilidad de tránsito de pasajeros, mercancías, animales o pequeñas expediciones en la Región.

Sin embargo, a partir de la década de 1950, se desactivó una parte importante de las líneas y servicios de los ferrocarriles sudamericanos, lo que fue sometido por intervención estatal a un proceso de “reinvención” de su modelo de negocios, que luego de décadas de control y reajuste administrativo, terminaron, una vez más, estimulando el retorno de inversionistas privados al sector, en varios países de la Región: en Argentina, a partir de 1989, con el programa nacional de privatizaciones; en Chile, en 1992. En Uruguay, en 1995 (con la desregulación del sector). En Brasil, entre 1996 y 1998; y en Colombia y Perú, a partir de 1998.

Atte.

Ivanil Nunes

profivanilnunes@gmail.com