Notícia

Agência Brasil

Expediciones a Amazonia identifican 12 nuevas especies de animales

Publicado em 26 junho 2018

En dos expediciones a la Amazonia, investigadores de São Paulo recogieron al menos 12 especies aún no catalogadas de sapos y lagartos, además de un búho sin descripción científica. En total, el grupo liderado por el zoólogo de la Universidad de São Paulo Miguel Trefaut Rodrigues recogieron para análisis más de 1.700 ejemplares de más de 200 especies diferentes de animales y plantas.

El último viaje tuvo lugar de abril a mayo de este año, cuando el grupo recorrió unos 80 kilómetros desde Manaus, capital del estado de Amazonas, a través del Río Negro, hasta el municipio de Santa Isabel, cerca de la región del encuentro con el Río Branco. “En cada tramo diferente del río era necesario contratar un guía local. El Río Negro está lleno de piedras y es muy fácil que se produzca un accidente”, dijo Rodrigues.

De acuerdo con el investigador, por tener aguas muy ácidas, el Río Negro no alberga tantas especies de animales como otras partes del bosque. Por esa razón, el grupo se acercó del afluente. “Queríamos estudiar la influencia de las aguas del Río Branco en la diversidad y abundancia de especies", señaló el investigador. La expedición también recogió datos para verificar la influencia del río Negro como barrera para el tránsito de especies. “Por estudiamos ambas orillas”, agregó.

En ese viaje se recolectaron más de mil animales, número necesario para atender la demanda de la investigación, que busca descubrir el origen de los lagartos del género Loxopholis que se reproducen asexualmente. Algunas especies de este tipo son formadas solo por hembras.

Pico de la Neblina

La primera expedición fue realizada entre octubre y noviembre de 2017, en la región de Pico da Neblina, el punto más alto de Brasil, con 2995,30 metros, en la frontera con Venezuela. Parte de la montaña se ubica en territorio indígena Yanomami.

La biodiversidad de la región es muy diferente de la encontrada en otras partes del bosque y guarda similitudes con las plantas y los animales de la Cordillera de los Andes. “Sabemos que en altitudes superiores a 1,7 mil metros prevalecen paisajes que no tienen nada que ver con la Amazonia actual: son campos abiertos y con clima mucho más frío que el del bosque”, explicó Rodrigues.

Fue entre los especímenes recogidos en esa ocasión que se identificaron las 12 especies sin descripción científica y una nueva variedad vegetal. Sin embargo, el conjunto de plantas está todavía bajo el análisis de expertos.

Relaciones evolutivas

Además de la descripción de los nuevos animales, el material obtenido será usado para analizar los patrones evolutivos de la fauna de América del Sur. "Estamos estudiando varios grupos de animales desde el punto de vista genético, morfológico y fisiológico. Algunos de esos estudios ayudarán a estimar el riesgo de extinción de esas especies si la temperatura de esos lugares se eleva en los próximos años”, resaltó el líder de las expediciones.

Cada uno de los viajes duró alrededor de un mes, y contó con la participación de al menos diez investigadores. Los trabajos fueron financiados por la Fundación de Amparo a la Investigación del Estado de São Paulo (FAPESP).