Notícia

NCYT Amazings (Espanha)

El 33% de los más jóvenes de São Paulo carece de anticuerpos contra el sarampión

Publicado em 17 abril 2020

Prácticamente una tercera parte entre las personas con edades entre 10 y 40 años carece de anticuerpos contra el sarampión en la población de la localidad de São José do Rio Preto, en Brasil, una ciudad que tiene aproximadamente medio millón de habitantes y que constituye el mayor centro urbano del noroeste del estado de São Paulo. Este descubrimiento se realizó en el marco de un estudio poblacional con testeos aplicados a 981 individuos de diversas franjas etarias.

Y los resultados indican que, mientras que el 32,9% de las personas con menos de 40 años carece de inmunidad contra esa enfermedad, la presencia de anticuerpos en el grupo de los que tienen más de 50 años llega al 99%.

Esta investigación contó con el apoyo de la FAPESP (Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo) y estuvo coordinada por Maurício Lacerda Nogueira, docente de la Facultad de Medicina de São José do Rio Preto y expresidente de la Sociedad Brasileña de Virología. Y los datos salieron publicados recientemente en la revista Scientific Reports, perteneciente al grupo Nature.

“Si se tiene en cuenta el total de personas vacunadas, el 39,3% carecía de inmunidad contra el sarampión y el 20,2% no poseía anticuerpos contra la rubeola. Estos porcentajes son suficientes como para proteger a la población contra la rubeola, pero no así con relación al sarampión. Cabe recordar que la vacuna triple contra el sarampión, la rubeola y la papera [MMR, por sus siglas en inglés, y SRP en castellano] forma parte del cronograma nacional de vacunación en Brasil”, dijo Lacerda Nogueira.

Según el investigador, este estudio sugiere que existe una correlación entre la generación de anticuerpos, la vacunación y la exposición de las personas al virus. Los individuos con edades superiores a los 50 años que pasaron por esa exposición en el transcurso de sus vidas exhibieron un porcentaje de inmunidad mucho mayor que el de los grupos más jóvenes, aun cuando estos últimos estaban vacunados.

“Hay que investigar esta tasa relativamente alta de seronegatividad [ausencia de anticuerpos]. Pero la vacunación constituye el gran recurso con que contamos; y es un recaudo que de ninguna manera debe dejarse de lado”, afirma Lacerda Nogueira.

Pese a haber sido considerado eliminado durante años, el sarampión ha reemergido en varios países, en Brasil inclusive, a causa precisamente de la reducción de los índices de vacunación. Durante el período anterior a la vacunación, el sarampión era una enfermedad común entre los niños con menos de 10 años. Y al margen de su bajo porcentaje de letalidad, se estima que habría provocado entre cinco y ocho millones de muertes en todo el mundo.

El gran problema residía –y reside– en el hecho de que constituye una de las enfermedades más contagiosas. Su número reproductivo básico (R0) se ubica entre 12 y 18, lo que significa que cada persona infectada con sarampión puede transmitirle el virus a entre 12 y 18 individuos en una población susceptible. A modo de comparación, el R0 del nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) varía entre 2 y 3, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El sarampión puede controlarse mediante la implementación de programas de inmunización que logren el 95% de cobertura con dos dosis de la vacuna. Y también si se detectan adecuadamente los casos, y se toman las medidas tendientes a contener su propagación”, dice Lacerda Nogueira.

De acuerdo con el estudio al que aquí se hace referencia, en Brasil se empezó a detectar una declinación de las tasas de sarampión en 1998, como resultado de su programa nacional de inmunización, y el último caso de esta enfermedad contraída localmente se registró en el año 2000.

Sin embargo, un brote entre 2013 y 2015 produjo 1.310 casos notificados. Luego de que la Organización Panamericana de la Salud (OPAS) implementara un plan de acción, la transmisión endémica del sarampión se consideró eliminada en América a partir de 2016. Con todo, al año siguiente, cuatro países del continente volvieron a registrar casos: Estados Unidos, Canadá, Venezuela y Argentina. Y Brasil detectó nuevamente la circulación del sarampión desde 2018. Entre 2018 y 2019, se confirmaron 11.371 casos de la enfermedad en el país, de los cuales 12 resultaron en muertes.

“La diseminación del rechazo a la vacuna se erigió en un factor de riesgo de brotes de sarampión. Y la OMS [la Organización Mundial de la Salud] determinó que la desconfianza con respecto a la vacuna constituyó una de las diez principales amenazas globales a la salud en el año 2019”, escribieron los investigadores en el texto publicado en Scientific Reports.

(Fuente: AGENCIA FAPESP/DICYT)

Copyright © 1996-2020 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.

Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.

Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. La reproducción está permitida solo si se incluye el crédito de la fuente (NCYT Amazings) y un enlace dofollow hacia la noticia original.

Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.