Notícia

La Nación (Argentina) online

Brasil tampoco quiere que el Pnuma sea una agencia de la ONU

Publicado em 07 março 2012

Sorteando las dificultades que el tránsito presenta en San Pablo, estoy asistiendo al seminario RIO+20 Jornalismo em debate en la capital financiera brasileña. Más allá de que Brasil no presentará una propuesta en contrario, sus representantes se manifiestan abiertamente en contra de la posibilidad de que el PNUMA se convierta en una agencia independiente de la ONU, tal como es, por ejemplo la OMS, al igual que los Estados Unidos.

El jefe de la delegación negociadora en la cumbre de Rio+20, André Corrêa do Lago, sostuvo que la diplomacia brasileña considera un retroceso la propuesta. "Nuestros últimos 40 años de esfuerzo en las Naciones Unidas han tendido a integrar los pilares sociales, económico y ambiental que dan la base a la idea del desarrollo sustentable. La creación de una agencia para el medio ambiente está en contramano de este efuerzo porque aisla la cuestión ambiental". Las declaraciones las realizó la sede de la Fundación de Apoyo a la Investigación en el Estado de Sao Paulo (Fapesp), que junto con SciDev Net organizan y financian este evento y son los anfitriones.

Brasil, que además quiere que la alicaída cumbre dé que hablar, será el moderador de las discusiones sobre la discutida economía verde y sobre el dilema del consumo. "Los patrones de consumo de la clase media están siendo absorvidos por centenas de millones de personas con un gran impacto sobre los recursos naturales. Tenemos que prepararnos para un escenario en el que los 9000 millones de habitantes del palneta de aquí a dos décadas formen parte de la clase media. Tenemos que reinventar el concepto de clase media porque es impracticable que los habitantes de países en desarrollo mantengan cuatro autos por familia como en los Estados Unidos", agregó el funcionario brasileño.

Claramente San Pablo es un ejemplo de este fenómeno. En esta inmensa ciudad en donde el tráfico es un grave problema (en este momento hay un paro de camioneros porque les han puesto restricciones de circulación) se ha instrumentado la política que permite a los automovilistas circular según el número de patente. ¿Qué hacen los paulistas? Hecha la ley, hecha la trampa: se compran dos autos uno con patente par y otro, impar. Así pueden salir en auto todos los días. Las congestiones en este lugar son impresionantes. Según los números oficiales hay unos 7 millones de autos sólo en la capital en la que viven unas 14 millones de personas.