Los fabricantes aeronáuticos Boeing y Embraer firmaron hoy un acuerdo para llevar a cabo un programa de desarrollo de biocombustibles para la aviación, que prevé la creación de un centro de investigación en Brasil.

En el acuerdo también participa la Fundación de Amparo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (Fapesp), institución pública encargada de impulsar el desarrollo tecnológico.

Representantes de ambas compañías y de la Fapesp rubricaron una carta de intenciones en un acto celebrado en Sao Paulo para oficializar el acuerdo, que fue calificado de "anuncio muy importante" por del presidente de Boeing Internacional, Shep Hill.

La primera fase del programa consiste en el desarrollo de un estudio detallado que identificará desafíos y oportunidades en el sector y servirá de base para diseñar un centro de investigación que podría nacer en 2013, precisó una fuente de Boeing en rueda de prensa.

"Planeamos demostrar la viabilidad de los biocombustibles. No vamos a vender biocombustibles, vamos a proveer de tecnología", dijo Hill, quien precisó que, en un contexto de reducción de emisiones, invertir en programas de este tipo "es lo correcto".

En su opinión, la tecnología ya está a punto y finalmente será el mercado el que determinará el momento en el que se comercialicen los biocombustibles para aviación.

El fabricante estadounidense obtuvo un beneficio neto de 1.098 millones de dólares en el tercer trimestre del año, un 31 por ciento más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.